Se realizó una nueva charla sobre prevención de adicciones en el Comedor de María

Robótica Educativa en Tierra del Fuego
11 enero, 2017
El Gobierno provincial trabajará en conjunto con el Club de Abuelos y el Centro Italiano de Ushuaia
13 enero, 2017

La Secretaría de Prevención de Adicciones de la Provincia conjuntamente con la Subsecretaría de Juventud llevaron adelante una nueva charla de concientización sobre prevención de adicciones en el Comedor de María, ubicado en la Margen Sur de Río Grande.

La jornada, destinada a los familiares y niños que asisten al Comedor como así también al personal de la Subsecretaría de Juventud, estuvo a cargo del secretario del Plan Provincial de Prevención de Adicciones, Horacio Álvarez. El funcionario señaló que el objetivo es “continuar analizando estos mitos y falsas creencias que hay sobre la problemática de las adicciones, dado que el común denominador de la gente cree que el gran problema son las drogas ilegales las cuales son un problema pero es lo que menos se consume en la Argentina y en el mundo; el gran problema que tenemos son las drogas legales, por eso los especialistas seguimos insistiendo en que hay un uso político de las drogas ilegales para no abordar las drogas legales ya que tenemos un gran problema de alcohol. Somos el segundo consumidor en América después de Canadá”, advirtió.

Álvarez destacó “la decisión de la gobernadora Rosana Bertone quien creó una comisión interministerial de salud mental y adicciones que está integrada por todas las áreas del Ejecutivo” para trabajar en la problemática. En tal sentido, remarcó la importancia del rol de los padres y aseguró que “si desde el Estado Provincial estamos concientizando sobre el alcohol, un padre no puede mandar a su hijo a comprar una cerveza por más que no lo deje consumir alcohol en su casa. De esta manera, todo nuestro trabajo deja de tener sentido”.

Finalmente, sostuvo que “el Estado y la población, deben trabajar en red” poniendo como ejemplo que “si vengo a un asentamiento a trabajar y no me involucro con el área de Desarrollo Social, nuestro trabajo tampoco tiene sentido, por eso celebro el compromiso de la Subsecretaría de Juventud y del resto de las áreas del Gobierno. Como sociedad debemos entender que esta problemática es una enfermedad y es por ello que debemos dejar de preocuparnos por la vida privada de la gente y ocuparnos en asistirlos y ayudarlos”.